viernes, 2 de septiembre de 2016

Galicia: Isla de Ons | FOTO

Uno de los platos fuertes de las vacaciones por Galicia [ENLACE] era acercarnos a visitar las islas atlánticas. Las reservas para las hermanas mayores estaban completas, pero la Isla de Ons resultó igual de bonita.

DESCRIPCIÓN DEL VIAJE:
Organizamos la salida para el día de viaje entre Pontevedra [ENLACE] y O Grove, una vez que nos juntamos con Guillermo y Berta. Estando por Galicia, sobre todo si te acercas a la costa Oeste, es imperdonable saltarse la visita. El Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas comprende los archipiélagos de las famosísimas Islas Cíes (mejor playa del mundo 2007, según The Guardian), Ons, Cortegada y Sálvora.
Hay varios puntos desde los que tomar el barco que te acerque a la Isla de Ons: Bueu, San Xenxo y Portonovo, siendo este último el que elegimos nosotros. El viaje dura 25-30 minutos y el barco es muy cómodo. No hay más de 3 ó 4 kilómetros desde la costa a las islas y, concretamente desde la isla de Ons, se tiene visión clara hacia O Grove, la ría de Pontevedra y el Cabo Home [ENLACE].
El día no salió muy de playa, así que nos dedicamos a recorrer uno de los senderos balizados que hay en la isla, concretamente el de la ruta Norte. Un paseo sencillo en el que se puede ver toda la mitad Norte de la isla de Ons, incluyendo el faro, los agrestes cortados de su lado Oeste y las agradables playas del Este.
Paramos un rato en la playa de Melide, para tumbarnos, pisar la arena y mojarnos en las frías aguas atlánticas. La temperatura del mar no me despertó las ganas de bañarme, no.
A la hora de comer hay que tener clara una cosa: la isla se llena y apenas hay dos restaurantes... o llegas pronto o comes lo que quede. Nosotros acertamos a sentarnos en el bar O Pirata, donde nos comimos unos platos combinados con carne a la brasa muy dignos.
Con la tripa llena y ganas de rendirnos a los pies de la cultura española echándonos una siesta, bajamos un poco hacia el Sur de la isla, con la esperanza de poder tumbarnos en las blancas arenas de alguna playita tranquila. Pero el señor de la meteo no estaba de acuerdo y nos arrojo una fina lluvia para que no pudiésemos pacer tranquilos.
Con poco más que eso, vuelta al pueblo para coger el barco de regreso y poner rumbo a O Grove, donde nos alojaríamos esa noche.


PLANO DE LA RUTA:
Extraído de la web Isla de Ons [ENLACE].


FOTOS DE LA ISLA DE ONS:
Al poco de llegar y empezar a caminar por los recorridos balizados de la isla.
Aunque el lado Este, que da al continente, es más suave, no está libre de sus zonas rocosas y salvajes.
Vista del puertecillo donde nos deja el ferry y la isla de Onza ou Onceta al fondo..
Bajamos a la playa de Melide a pisar su fina arena y reposar.
Vista a lo lejos de la larga Playa de La Lanzada. Unas horas después pasaríamos por allí.
Las hermanas, todas monas ellas, posando en el punto más alto de la ruta.
Faro de la isla de Ons.
Buscando un sitio donde tirarme a dormir. Se aprecia en mi cara que no conseguí mi objetivo.
Tomando el postre en el bar O Pirata, en la propia isla de Ons.
Las gaviotas de allí ya saben cómo montárselo para comer fácil.


ENTRADAS RELACIONADAS:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no) coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas.